Preparando la ropa del bebé

0

ropa-para-bebes.jpg

Toda la ropa de tu bebé, toallas y ropa de cuna debe ser correctamente lavada antes de ser estrenada. No te olvides que antes de que llegue a ti, pasó por muchas manos en su proceso de manufactura, empaque y distribución en el que muy probablemente se han alojado muchos microbios.

A continuación van algunos consejos útiles:

• Lavarla a mano con jabón neutro, que no contenga perfumes, ni ácidos o componentes biológicos para evitar que el bebé pueda tener una reacción alérgica.

Enjuagar con abundante agua para asegurarnos que la ropa del bebé está libre de residuos de jabón.

No utilizar blanqueadores ni suavizantes.

• Puede ser secada al aire libre o con la secadora.

• En el caso de haber sido secada a la intemperie, plancharla del derecho y del revés para asegurarnos la eliminación de cualquier bichito o insecto que se haya alojado mientras la ropa está tendida para secarse.

Dejar una respuesta