-

Los gases en el recién nacido

Como el propio título indica, los gases son muy frencuentes en los recién nacidos. Esto se produce porque, al principio no saben succionar y tragar a la vez mientras se alimentan, ingiriendo muchísimo aire en cada toma.

Por el motivo expuesto anteriormente, es recomendable poner al bebé a eructar durante y después de cada toma de pecho o biberón. Ya que, si no es así, el niño puede incomodarse demasiado, dificultando el proceso de nutrición. (Ver Eructos).

Acumulación de gases en los bebés

Hemos de comentar que la acumulación de gases en el intestino pueden provocar agudos dolores de tripa. Si éstos se expulsan, mediante movimientos intestinales, se acompañarán de una pequeña deposición, la cual será totalmente normal.

Le podemos aliviar aplicando calor muy suave sobre el abdomen o dándole delicados masajes con movimientos circulares alrededor del ombligo, siguiendo el sentido de las manecillas del reloj.

Nota: la sintomatología propia del dolor intestinal por acumulación de gases, se ve tipificada mediante los siguientes patrones de conducta: el bebé, está incómodo, llora y encoge las piernas.

También te puede interesar:
Perro en casa

Lo último...

¿Cómo ayudar a tu hijo a ser independiente?

Para criar a un niño independiente y seguro de sí mismo es muy importante saber en qué momento intervenir, y en que otros dejar...

Genitales: la importancia de llamarlos por su nombre

La importancia de que los niños digan por su nombre a los genitales es para que los acepten como tal, de otra manera el...

¿Cómo elegir la talla adecuada para la ropa de bebé?

La llegada del nuevo bebé es un momento mágico y esperado, no solo por los padres, sino por todos los seres cercanos al pequeño....

Joolz HUB+, un cochecito de paseo compacto y ligero para conquistar la ciudad

Cuando una familia busca un cochecito de paseo para su bebé, lo que busca es comodidad y que sea ligero a la hora de...

Bicicletas sin pedales: ¿qué beneficios que tiene para los niños?

Las bicicletas sin pedales están pensadas para niños a partir de 2 años. Sabemos que no es una tarea fácil aprender andar en bicicleta...