reflejo del bebe

FUERZA REFLEJA.Los bebes nacen con unas habilidades sorprendentes como son los reflejos, actos involuntarios heredados de un pasado remoto. Son un indicativo de la salud del bebé, ayudan al pediatra a comprobar si el pequeño está sano y si su evolución es normal.

Te detallamos los diferentes reflejos de los bebés:

  • Reflejo de presión palmar:

Agarra cualquier cosa que roce su palma.Es un reflejo arcaico que le permite sujetarse. No lo hace voluntariamente, aunque el contacto que se establece entre él y la persona a la que agarra, papá o mamá, favorece la vinculación afectiva.

  • Reflejo de enderezamiento:

Cuando se sujeta al recién nacido por los axilas y posa los pies sobre una superficie, hace ademán de enderezarse estirando las piernas y el tronco, y levantando la cabecita. No existe una explicación sobre su finalidad y desaparece hacia el tercer o cuarto mes.

  • Reflejo de la marcha:

Es uno de los más llamativos y simpáticos, ya que parece que el bebé quiere caminar. Sujeto por las axilas, apoya uno de sus pies en una superficie dura. Inmediatamente, el pequeño reacciona levantando el otro pie como si quisiera comenzar a caminar e incluso dará unos pequeños pasos. Desaparece hacia los dos meses. Este reflejo le sirve al pediatra para ver que es capaz de mover las piernas alternativamente, aunque no influirá en su futura capacidad para caminar.

  • Reflejo de paracaídas:

Es el que más tiempo permanece e, incluso, puede no desaparcer nunca. Se manifiesta desde los tres meses y consiste en que el bebé, cuando se lo sujeta por los costados y se lo inclina bruscamentehacia adelante, abre los brazos como si quisiera sujetarse o amortiguar la caída.

  • Reflejo de Moro:

Con el bebé acostado, se lo toma por las muñecas y se lo separa un poco del punto de apoyo: a continuación se lo deja caer hacia atrás. El abrirá los brazos y luego los tenderá hacia adelante. Este reflejo es muy importante, ya que su ausencia puede indicar que existe daño cerebral. Esta reacción también la provoca un golpe fuerte dado a su lado, un movimiento bruso o una luz intensa, por lo que se cree que es un reflejo de carácter defensivo. Desaparece al cuarto mes.

1 comentario

Dejar una respuesta