los-senos.jpg

Los senos constituyen una de las partes del cuerpo más afectadas durante el embarazo. El rápido aumento de su tamaño tiene una explicación: cada uno de los senos posee glándulas pequeñas rodeadas por grasa; y precisamente la hinchazón de estas glándulas es la que provoca que las mamas se inflen.

Sin embargo, esto no es lo único que sucede. Al haber un cambio tan brusco, aparecen marcas en la piel que, si no son tratadas en el momento preciso, difícilmente podrán eliminarse.

COMO CONSERVAR LA FORMA DE LOS SENOS:

Muchos especialistas recomiendan como la mejor solución un aumento de los procesos de circulación en los senos y alrededor de éstos. Para lograr mantenerlos firmes y saludables, los masajes constituyen la opción más eficaz. Con solo dedicarle a los senos dos sesiones por día de masajes (una por la mañana y otra por la noche), podrán conservarse firmes, antes y después del embarazo.

SIEMPRE TEN EN CUENTA:

• Lo ideal para realizar los masajes, es utilizar una cantidad abundante de crema de caléndula.

• Los movimientos deben ser circulares, sin presionar demasiado.

• El sentido de los círculos debe ser como el de las agujas del reloj.
  

Dejar una respuesta