embarazada

No cabe duda que la mejor edad para concebir un hijo se sitúa entre los 18 y los 35 años. De hecho, como la naturaleza es sabia, la fertilidad de la mujer comienza a decaer a partir de esta edad, siendo mucho más difícil un embarazo por métodos naturales más allá de los 40 años.

Ventajas:

  • A los 40 años ya eres madura como para disfrutar de una maternidad completamente responsable.
  • La experiencia para la crianza de tu bebé, sobre todo si ya tienes otros hijos, te permite afrontar el reto con mayor tranquilidad.
  • Una vez alcanzados muchos de tus logros en el plano personal y en el profesional te sientes más segura y menos estresada.
  • La estabilidad económica suele ser más favorable para hacer frente a los gastos  que conlleva un hijo.
  • La mayoría de madres a los 40 coinciden en los hijos rejuvenecen el físico y la mente.

Inconvenientes:

  • Si aún no estás embarazada, recuerda que las posiblidades de fertilidad se reducen hasta en un 50% a partir de los 40 años. No es fácil quedarse en estado en los primeros intentos. Hay que tener paciencia y no agobiarse.
  • Las posiblidades de complicaciones durante el embarazo aumentan.
  • Los casos de hipertensión se incrementan considerablemente.
  • El riesgo de malformaciones u otros problemas de salud en el bebé se multiplican.
  • Tu energía para cuidar de un bebé no es la misma que tendrías con 10 años menos.

Dejar una respuesta