Las cefaleas durante el embarazo no siguen patrones fijos, pero es un trastorno común y molesto, sobre todo porque algunos fármacos están contraindicados.
El dolor de cabeza es un síntoma bastante frecuente durante el embarazo. Puede presentarse en mujeres sin antecedentes previos aunque, por el contrario, a veces también se da una mejoría en las que ya padecían cefaleas o migrañas antes de la gestación.

–Las hormonas: Este cambio en los patrones del trastorno se explica por el cambio hormonal que se produce durante el embarazo. Mientras el alivio de los síntomas se debe a los altos niveles de estrógenos, la cefalea posparto (a los 3-6 días de dar a luz) se explica en base al rápido descenso de los mismos.

–No todos los dolores son iguales: Si tienes dolor de cabeza debes consultar siempre al médico o al neurólogo, bajo la asesoría del ginecólogo o del obstetra. La diferencia entre migraña y cefalea tensional (por contracción muscular) es esencial en la elección de la terapia adecuada para combatirlas durante el embarazo.

–El bebé no sufre: En primer lugar, y para tu tranquilidad, es importante que sepas que ni la cefalea tensional ni la migraña afectan al curso del embarazo. Tanto las mujeres que las padecen como las que no tienen el mismo riesgo de tener bebés con malformaciones congénitas, abortos o cualquier otra anomalía.

–¡Ojo con lo que tomas!: El verdadero problema del dolor de cabeza, y en especial de la migraña, es que muchos de los medicamentos utilizados para paliar los síntomas (analgésicos, antiinflamatorios y otros fármacos) no se pueden tomar durante el embarazo y la lactancia, ya que o bien cruzan la barrera placentaria o bien se eliminan por la leche.

CONSEJOS: Seguir una dieta equilibrada, una buena sesión de masajes o cualquier método que mejore la circulación sanguínea (como poner las piernas en alto), así como paños fríos en los senos nasales o en la nuca, pueden ayudar a paliar los síntomas.
No olvides tampoco que el dolor de cabeza puede ser también un síntoma de preeclampsia (alta tensión en el embarazo) que precisa tratamiento urgente. Si el dolor de cabeza es muy intenso, no dudes en llamar a tu médico.

Compartir
Articulo anteriorReceta para niños: Los helados
Artículo siguienteLos beneficios de las frutas (I)
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

Dejar una respuesta