-

Mi bebé tarde una hora en mamar: ¿es normal?

Generalmente, la tardanza a la hora de mamar es debida a que el bebé no está bien agarrado al pecho. Así, cuando el niño no agarra bien el pecho y sólo lo hace con el pezón, no puede mamar correctamente. Es entonces cuando tarda mucho tiempo, no saca toda la leche que necesita y, además, hace daño a la madre, produciéndola las temidas grietas.

Para paliar estos inconvenientes es muy importante no utilizar pezoneras consiguiendo, por tanto, una lactancia normal. La posición normal es aquella en la que el pequeño tiene la boca muy abierta y el pezón muy adentro. Éste debe estar más bien en la parte superior de la boca, así meterá la lengua debajo y mamará.

En algunos casos, los niños nos llegan bien al pecho porque están demasiado lejos, con su cabecita en el codo de la madre. En estos casos, deberás sujetar bien al niño por la espalda, de modo que su cabecita quede en medio de tu antebrazo. Y la posición del niño será de costado, tocándote con todo su cuerpo, de tal manera que, sin ladear el cuello, tenga el pezón a la altura de la naricita.

En un primer momento, los niños exploran el pecho, buscan, lametean hasta que por fín, se deciden y abren bien la boca. Es entonces cuando debes empujarle hacia ti, por la espalda, así el pecho le entrará bien en la boca. Sólo cuando encuentre la buena posición no te dolerá; y, si te doliera, es mejor sacar al niño y volverlo a intentar.

También te puede interesar:
Primeros auxilios (I)

Nota: si se pone muy nervioso a la hora de engancharse al pezón, será mejor que te saques la leche para dársela con vasito o cuchara. Luego puedes intentar otra vez ponerle al pecho.

También te puede interesar:
Qué hacer cuando el niño no tiene apetito

Posición de “luna invertida” para dar el pecho

Lo último...

Articulo anteriorBañar al bebé
Artículo siguienteLa vuelta al trabajo