La higiene del bebé es muy importante desde sus primeros días de nacimiento. No olvidemos que para el pequeño es muy importante tener una rutina, por lo que el baño deberemos de dárselo siempre a la misma hora. Es importante que se elija un momento del día en el que bebé no haya hecho nada más que comer, pero tampoco es recomendable una hora en la que tenga mucha hambre.

Para el baño tenemos que llenar la bañera de unos 15 cm de agua a temperatura de unos 37º (para medir si es correcta podemos usar un termómetro o simplemente sumergiendo el codo para comprobar que no esté fría ni caliente).

Como al bebé no vamos a sumergirle la cabeza, se recomienda en primer lugar limpiarle la cara con un algodón. Al introducirlo en la bañera tenemos que tener mucho cuidado, sujetándolo como si lo llevásemos acunándolo. Una vez en el agua, lo vamos mojando poco a poco y enjabonándolo. Cuando hayamos terminado, es importante secar bien al bebé para evitar que coja frío.

Podéis leer más información sobre la higiene del bebé en Mundo Padres

Dejar una respuesta