Te ofrecemos una solucion sencilla, para esta pequeña manía que suelen tener los bebés: 

CAUSA. Hacia los 6-9 meses, los bebés empiezan a agarrar objetos y tirarlos. ¿La razón? Están probando la causa-efecto y el chupete es lo que tienen más cerca. Los padres pueden vivirlo como un rechazo a este objeto, pero no es así. Simplemente, el bebé ha descubierto una nueva habilidad y la pone en práctica. El problema es que los adultos abusamos del chupete. Sabemos que calma al bebé cuando está intranquilo, tiene hambre, etc. Así que en cuanto llora o protesta, se lo ponemos sin saber si a lo mejor en ese momento prefiere que juguemos con él, que le hablemos…

SOLUCIÓN. Lo mejor es llevar el chupete sujeto con una pinza con cadena plástica o contar con otro de repuesto. También hay que hablar con el bebé o distraerlo de su juego favorito: tirarlo para que se lo recojan.

Dejar una respuesta