Mi bebé no gana peso. Tras una escasa ganancia de peso pueden enmascararse otros problemas que deberá valorar el pediatra. Deja que sea él quien pese al niño, porque si tú recurres constantemente a la báscula puedes llegar a agobiarte y, además, los periodos demasiado cortos de tiempo no sirven para valorar el estado del bebé en este tema.

Algunas enfermedades que pueden tener como síntomas un insuficiente peso son la celiaquía (intolerancia al gluten), infecciones de orina, múltiples enfermedades congénitas, problemas digestivos, alteraciones renales, infecciones… “En realidad -tal como apunta el Dr. Carlos González-, lo raro es que un niño enfermo siga engordando normalmente”.

Dejar una respuesta