La importancia de los ácidos grasos en el embarazo. Durante el embarazo se producen una serie de profundos cambios en las condiciones fisiológicas de la mujer. Estos cambios se traducen en un aumento de las necesidades nutricionales y energéticas de la madre.

Durante el embarazo el feto toma todo lo necesario (vitaminas, minerales, ácidos grasos) de la madre. Una desnutrición durante este periodo puede tener efectos negativos tanto a corto como a largo plazo en la madre y en el hijo. Es fundamental mantener una dieta equilibrada, con las cantidades necesarias y adecuadas de frutas, verduras, carne, pescado, etc.

La gestación es un período de desgaste continuo para la madre. Es altamente recomendable suplementar la dieta para abastecer al feto de todo lo que necesita, para que su desarrollo se lleve a cabo sin carencias. Es por este motivo, que podemos pedir consejo a nuestro ginecólogo sobre los productos alimenticios presentes en el mercado que nos puedan ayudar a complementar carencias en la dieta.

Compartir
Articulo anteriorMi pequeño no engorda
Artículo siguienteMamá, una buena enfermera
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

1 comentario

Dejar una respuesta