embarazo

Aunque para muchas embarazadas lucir la tripa es motivo de orgullo, hay otras que se resisten a aceptar su nuevo aspecto físico. Así, suelen presentarse ciertos miedos ante la incertidumbre de esos cambios corporales y de cpomo quedará el cuerpo tras el parto. Algunas recomendaciones que pueder servir para resolver esta situación son las siguientes:

  • Ten en cuenta que el incremento de peso habitualmente estará sobre los 9 kilos, por lo que debes prever esa subida de la báscula.
  • Traza un plan de recuperación posparto. Con algo de ejercicio físico y una dieta equilibrada lograrás volver a tu peso. Además, adelgazarás antes si das el pecho.
  • Conciénciate de que la imagen es importante, pero apoya tu autoestima en otros elementos.
  • Considera el embarazo como un período de la vida, que empieza y termina, por lo que todo puede volver al inicio, ahora además con un bebé que te dará muchas alegrías.

Dejar una respuesta