Un estudio del Hospital Universitario de Nottingham apunta que las mujeres que hacen dieta durante el embarazo podrían estar condenando a sus futuros bebés a sufrir problemas de peso durante toda su vida. Este trabajo sugiere que si a un bebé se le priva de alimento mientras está en el vientre materno, sus células grasas se desarrollan de forma anormal y esto le hará ganar peso con más rapidez durante la infancia. “La condición de obesos a menudo queda determinada durante la gestación y en las primeras etapas de la vida”, recuerda la Dra. Helen Budge. autora del estudio citado. “Tiene mucho que ver con los hábitos alimentarios de nuestras madres y con la nutrición que recibimos en los meses inmediatamente posteriores a nuestro nacimiento.”

Dejar una respuesta