Poner a dormir a tu bebé con un chupete en la boca puede reducir el riesgo de que sufra la muerte súbita del lactante, según ha revelado la Fundación para el Estudio de la Muerte Infantil del Reino Unido. Según un estudio realizado, los bebés que fueron acostados regularmente con chupete registraron menos probabilidades de morir de forma repentina e inesperada que aquellos a los que se acostó sin chupete.

La Fundación ha emitido las siguientes recomendaciones:

  • No te preocupes si el chupete se le cae de la boca mientras tu bebé está dormido y sobre todo no fuerces a tu hijo a llevar chupete si él no quiere.
  • Si le estás amamantando, no le des el chupete hasta que cumpla un mes, cuando la lactancia ya estará bien establecida.
  • Nunca impregnes el chupete en nada dulce, así le ayudarás a prevenir posibles caries.

Dejar una respuesta