ninos-vegetarianos250.jpg

Los niños pueden crecer bien con una dieta vegetariana, ya que con ella se cubre las necesidades de los más pequeños. En este caso, la variedad es aún más importante y la verdad es que unos menúes vegetarianos bien resueltos gustan a la mayoría de los niños.

Las legumbres, por ejemplo, fuente de proteínas, pueden presentarse con cereales o semillas en recetas como las lentejas con arroz, el falafel o los frijoles con arroz. Los niños en edad de crecimiento también necesitan más grasas, que están presentes en alimentos como el aguacate, el queso, el yogur o los frutos secos.

VENTAJAS

No aporta apenas grasas, ya que éstas únicamente se consumen en forma de aliños o frutos secos. El consumo de grasas animales es muy bajo.
• Aporta más cantidad de fibra por el mayor consumo de frutas y verduras.
• Por la misma razón anterior también es más rica en antioxidantes.

DESVENTAJAS

• Pueden ser deficitaria en minerales como hierro, yodo y calcio.
• Por lo general, supone una menor ingesta de proteína.
• El aporte de algunas vitaminas como la B12 y la D puede ser menor del recomendado si no se toman leche, huevos o suplementos.
 

Dejar una respuesta