Padres, modelos a imitar

0

Los niños aprenderán a ser responsables, si sus padres lo son. Por este motivo, es muy importante que los niños sean conscientes de que cada miembro de la familia debe tener sus responsabilidades tanto personales como familiares y, para ello, los padres deben ser el ejemplo a seguir.

La familia

Por ejemplo, no le podemos exigir a un hijo que tenga ordenada su ropa cuando los padres no lo hacen con la suya; o no podemos pretender que sea puntual en sus citas, cuando el niño ve como su padre sale todos los días tarde para ir al trabajo.

Educar en la responsabilidad consiste en ayudar y enseñar a los niños a asumir sus errores, a rectificar si es necesario y, sobre todo, a cumplir con las obligaciones y compromisos.  Pero, de todas formas, es muy importante que los padres no confundan la responsabilidad con la obediencia, ya que, si los niños actúan solamente por obediencia, acabarán convirtiéndose en niños sumisos.

Dejar una respuesta