alimentacion

Cuantos más sabores conozca, mejor. Ésta es la norma que debería guiarte al confeccionar sus menús. Si bien es cierto que cuando empieces a diversificar su dieta tendrías que ir despacio, dándole a probar las novedades una a una, lo que no debes es caer en la tentación de preparale siempre lo mismo. El único sabor que ha probado tu hijo desde que nació es el de la leche y, aunque acabará teniendo sus gustos particulares, ahora está abierto a cualquiera porque no tiene tantas referencias.

Preparaciones dulces:

Hasta el año y medio no podrás darle frutas consideradas exóticas (mango, papaya, maracuyá…..) no frutas rojas como las fresas por el riesgo de que le provoquen alguna reacción alérgica. De todos modos, las posibilidades que tienes van más allá del típico grupo compuesto por la manzana, la pera, el plátano y la naranja. Prepárale postres y meriendas con ciruelas, uva, sandia, melón, albaricoque, piña (la puede tomar al final de su primer año)

  • Sugerencias: Crema de cereales con manzana hervida, batido de plátano con leche, puré de albaricoque y plátano, manzana y ciruelas secas en compota, crema de yogur con plátano y piña, nísperos con miel y limón.

Preparaciones saladas:

Los cereales que tome durante este primer año no tienen por qué ser sólo papillas dulces. Una vez tengas clara la diferencia entre cereales sin y con gluten (éstos los podrá tomar a partir de los siete-ocho meses), no es necesario que esperes para prepararle, por ejemplo, un gustoso puré con caldo y sémola, o con un ingrediente menos habitual como la tapioca. También puedes dar un toque distinto a algunos platos añadiéndoles una bechamel preparada con leche materna o adaptada. En cuanto a la carnes no te quedes en el pollo y la ternera: prueba el pavo, el buey..

  • Sugerencias: Sémola con calabaza y cebolla, tapioca con cebolla y calabacín, crema de patata y acelgas con bechamel, guisado de nabos y buey, puré de patata, cebolla confitada y huevo; crema rosa de gallo y tomate, crema de zahanorias con queso fresco. 

3 Comentarios

  1. silvia la papaya es en los paises tropicales la primera fruta ofrecida a los niños, pues es de sabor suave cremosa y tiene propiedades para el buen funcionamiento estomacal

  2. buenas. Disculpen mi comentario pero quiero aclarar que las frutas cítricas no se pueden dar, además la lechoza o papaya es muy buena para el estómaguito del bebé, y por último, eso de la miel no se debe dar hasta el primer año por lo peligrosa de las esporas, además el melón es muy pesado para el estómago del bebé y ocasiona gases

  3. estoy de acuerdo contigo exótica, es un error no dar papaya a los bebés, y por supuesto es más error darle naranja o miel

Dejar una respuesta