preocupada

Si hiciéramos caso a todo lo que se comenta, parecería que cualquier cosa que haga la mujer durante el embarazo, desde teñirse el pelo, comer una lata de atún, puede suponer un riesgo para su bebé.
No creas todo lo que oigas; los riesgos no son tantos. Pero sin duda es bueno cuidarse de varias cosas.

1. El estrés puede causar aborto o bajo peso:

Una investigación realizada en la Universidad de Michigan informó de que el 90% de las mujeres que sufrían estrés perdían a sus bebés en las primeras tres semanas de embarazo, en comparación con el 33% de las mujeres que no sufrían estrés- Más recientemente, un estudio publicado en Ámsterdam descubrió que trabajar 32 horas a la semana o más en un ambiente estresante ocasionaba que los bebés nacieran con menos peso que la media, al igual que les pasa a los hijos de madres fumadoras.

La verdad: No existen muchas pruebas que indiquen que el estrés extremo esté relacionado con el parto prematuro y el bajo peso al nacer. En cualquier caso, hablaríamos de un estrés causado por una desgracia o una catástrofe, no por un estado de ansiedad controlado. Actualmente casi todas las mujeres sufren cierto grado de estrés y lo más probable es que no ocasionen daños al bebé, aunque sí puede afectarle el modo en que tú te enfrentes a él. Por ejemplo: si fumas o bebes alcohol para librarte de la ansiedad, tu hijo se verá perjudicado.

Consejo: Intenta no preocuparte con noticias de este tipo; si ya te sientes estresada, lo último que necesitas son más argumentos para aumentar tu ansiedad. Prueba el yoga para embarazadas, la natación, la reflexología, manualidades o, simplemente descansa.

Dejar una respuesta