ecografia2

Esta técnica permite evaluar el desarrollo del feto en el útero y diagnosticar muchas patologías. La ecografía es una prueba muy sencilla, que no tiene ningún efecto secundario para la madre ni el bebé (no conlleva el riesgo de la exposición a rayos X). La embarazada se acuesta sobre una camilla, se le aplica un gel sobre el abdomen y el médico mueve un transductor sobre la piel, que emite señales de ultrasonidos, que luego la tecnología traduce y compone en imágenes.

Qué nos revela:

  1. Confrima el embarazo y sus características (normal, ectópico, múltiple)
  2. Cómo crece el feto: con la medición de la circunferencia de la cabeza y la longitud del fémur se verifica que la talla es adecuada a la fecha prevista de parto.
  3. Marcadores de anomalías cromosómicas.
  4. Si sufre malformaciones en el corazón.
  5. Si su columna vertebral se desarrolla con normalidad (en busca de algún signo de espina bífida).
  6. Si hay alteraciones en el cerebro, como hidrocefalia.
  7. Si en los dedos de las manos y de los pies no hay anormalidad (pie zambo).
  8. Si existe labio leporino y paladar hedido (aunque estos problemas no siempre se ven).
  9. La posición de la placenta.
  10. La salud de órganos, como los riñones, el hígado, el intestino, la vejiga…..
  11. El sexo del bebé. 

Dejar una respuesta