Si buscas una receta infantil deliciosa, hoy os propongo hacer un delicioso bizcocho de almendras. Como en cualquie receta infantil o no, puedes sustituir algún ingrediente, por otro que le guste más a tu hijo. No se si habrás probado el bizcocho de almendras, pero realmente está riquísimo. Aunque ya sabéis que muchos de los trucos de los bizcochos, se encuentran en el propio horno. No todos los hornos son iguales, algunos dan un sabor especial a comidas y postres.

receta infantil bizcocho de almendrasRECETA INFANTIL: CÓMO HACER UN BIZCOCHO DE ALMENDRAS

INGREDIENTES

– 125 gr de azúcar

– 60 gr de almendra molida

– 90 gramos de mantequilla (a temperatura ambiente)

– 1 cucharada de levadura

– 100 gr de harina

– 4 huevos

– 1 cucharada de ralladura de limón

– Azúca glass al gusto (para dar sabor y decorar)

PREPARACIÓN

Primero batimos los huevos, añadiendo el azúcar. Debes batir hasta que la mezcla sea espumosa. Cuando esté en este punto, añade la ralladura del limón. Sigue batiendo hasta obtener una mezcla espesa, pero esponjosa. En este punto añade la harina, la cual puedes tamizarla para que quede más fina. También añadimos a la mezcla, la levadura en polvo y las almendras molidas. Todo esto debemos mezclarlo muy bien, hasta que los ingredientes se integren entre sí. Por último añade la mantequilla, preferiblemente del tiempo para que sea más fácil mezclarla. Bate todo hasta tener una especie de crema espesa y muy esponjosa.

Cuando la masa esté hecha, coge un molde con la forma que quieras. Este molde para horno debemos engrasalo con un poco de mantequilla y enharinarlo. Puedes sustituir la mantequilla por aceite, pero estará mucho más rico con mantequilla. Una vez preparado el molde, vierte toda la mezcla sobre el mismo. Puedes ayudarte de una lengua de gato, para no desperdiciar nada de la mezcla.

Precalentar el horno a una temperatura de 180º y luego meter el molde durante media hora. Después de los 30 minutos, abre el horno sin quemarte y pincha el bizcocho con un palillo. Si sale limpio, es que la masa está perfectamente cocinada. Ahora puedes sacarlo y dejarlo reposar. Después añade azúcar glass para decorarlo y listo. Realmente no es una receta complicada y seguro que les encantará a los más pequeños. De hecho podemos invitarle a preparar el postre con nosotros ¿Qué os parece?

Fuente: mykitchenbythelake

Dejar una respuesta