platos-imagenes.jpg

No hace falta una ocasión especial para que tus hijos te ayuden en la cocina. Aquí tienes algunos platos en los que pueden colaborar, siempre bajo tu supervisión.

ENSALADA: Si la elaboran juntos conseguirás que les apetezca más comerla que si la ofreces ya preparada. Diles que escojan algunos ingredientes y haz que sean diferentes cada día: patata, pasta, lechuga de colores, arroz legumbres…..

PASTAS: Mientras hierves la pasta o haces el segundo plato, anima a los niños a que inventen nuevas salsas para pasta con los ingredientes que tengas en la nevera: calabacín, piñones y quesitos a trocitos, dados de tomate, aceitunas, anchoas…Y aunque la combinación no sea la mejor del mundo, siempre habrá que felicitar a los nuevos chefs…

ARROZ A LA CUBANA: Pueden ayudarte a hacer un plato, preparando los moldes de arroz blanco y cubriéndolo con salsa de tomate. El huevo frito es mejor que lo pongas tú.

BROCHETAS: Pídeles que te ayuden a ensartar brochetas (de pollo, carne o pescado),intercalando los ingredientes con los ellos elijan. Tú solo tienes que asarlas.

PAPILLOTTES: Consiste En fabricar pequeños paquetitos de papel de plata, envolviendo en ellos pescado con queso y hierbas frescas, para después cocerlos en su propio jugo dentro del horno. Para ellos será como envolver un regalo.

POSTRES: Hay muchísimos que permiten participar a los niños en su preparación. En verano, una macedonia de frutas frescas o un yogur con frutas y cereales crujientes son opciones sanas y muy refrescantes. No te olvides de la ensalada de fruta.

Dejar una respuesta