em-dolor-de-espalda

Continuamos  dándote remedios naturales para combatir ciertas molestias del embarazo, ya que cómo la mayoría de medicamentos no son recomendables los remedios naturales son muchas veces eficaces para aliviar tu malestar.

LAS NÁUSEAS:

No resulta divertido pasar los primeros meses del embarazo sintiéndote mareada y con ganas de vomitar. Prueba estos remedios naturales, pero visita a tu ginecólogo si el problema se agudiza.

Acupresión: usa la presión para estimular los puntos de acupuntura. El que alivia las náuseas está en el lado interior del brazo, a unos 4 centímetros por debajo de la muñeca. Presiona con la punta del pulgar 10 segundos y repítelo tres o cinco veces. Las bandas que venden en farmacias son muy efectivas. También puedes acudir a un profesional cualificado.
Una cucharada de vinagre: La ingesta de 10-25mg de vitamina B6, puede evitar vómitos, pero habla primero con tu ginecólogo. Tomar dos o tres cucharadas de vinagre de manzana con agua caliente antes del desayuno puede aliviar náuseas y mareos.
Homeopatía: Consulta con un médico homeópata si te sientes agotada. La ipecac es adecuada si tras vomitar sigues con náuseas. Las pastillas han de colocarse encima o debajo de la lengua y chuparse durante al menos dos minutos.

EL DOLOR DE ESPALDA:

Muchas mujeres sufren dolor pélvico durante el embarazo relacionado con los cambios posturales y la relajación de la pelvis debido a las hormonas. Entre los síntomas se incluye el dolor que suele aparecer en uno de los lados y puede concentrarse en las nalgas.

Manos sanadoras: Visita a un fisioterapeuta o a un quiropráctico con experiencia en el trato de mujeres embarazadas.
Mejora tu postura: Túmbate de lado cuando te metas en la cama, y cuando estés caminando, prueba a arquear la espalda y a mover los brazos a los lados como si estuvieras haciendo marcha: este acto ayudará a la pelvis a encajarse en su posición.

Dejar una respuesta