En la actualidad ser madre por primera vez a los 35 años es algo cada vez más habitual. Por lo general, estas mujeres tienen embarazos y niños sanos. Por supuesto que pueden surgir complicaciones, pero normalmente estas se resuelven sin mayores problemas.

Si tienes 35 años o más y te gustaría ser madre es importante que tengas en cuenta:

  • Problemas de fertilidad. Podrían incrementarse las dificultades para quedarse embarazada. Si durante seis meses lo intentas sin éxito, lo mejor es acudir al ginecólogo ya que estos problemas de fertilidad pueden tratarse.
  • Diabetes y alta presión arterial. Las probabilidades de tener diabetes y/o alta presión arterial durante el embarazo son más altas, pero son fáciles de controlar junto con el médico.
  • Embarazos múltiples. Las mujeres de más de 35 años tienen mayores posibilidades de tener mellizos o gemelos.
  • Aborto espontáneo. También es más común cuanto más elevada es la edad.
  • Parto por cesárea o parto prematuro. Las probabilidades de no tener un parto natural también se incrementan con el aumento de la edad.
  • Bebé con transtorno genético. Como en los casos anteriores, que el bebé nazca con algún tipo de transtorno genético es más probable en mujeres que superan los 35 años.

Pero todos estos riesgos se pueden reducir si desarrollamos una serie de hábitos saludables como:

  • Comer alimentos sanos y naturales.
  • Aumentar de peso únicamente una cantidad saludable.
  • Hacer ejercicio (durante el embarazo siempre bajo el consejo y con la aprobación de nuestro médico).
  • No tomar alcohol ni fumar.
  • No tomar ningún tipo de medicamento ni suplemento natural sin consultarlo antes con el médico.

Para mayor tranquilidad de los papás puede ser buena idea hacerse una prueba prenatal.  En la mayoría de los casos la respuesta es muy positiva, el bebé es un bebé completamente sanos y los padres pueden disfrutar tranquilos del embarazo.

Podéis leer mucho más sobre en el tema en Nacer Sano.

Dejar una respuesta