-

Siempre atentos: tu pequeño se puede perder

En los lugares donde existen aglomerciones es muy fácil perder a un pequeño, aunque siempre debemos estar atentos y no perderlos de vista, hay niños muy inquietos y otros que no se despegan de nuestras piernas, pero son muchas las tentaciones que pueden distraer a un niño. 

Cómo podemos prevenirlo:

■ En los supermercados y shoppings hay muchos estímulos que lo atraen. Por eso, debemos pedirle que no nos suelte de la mano o que se convierta en nuestro ayudante: dándonos las cosas que vamos metiendo en el changuito, pidiéndole opinión sobre lo que compramos…
■ En las grandes librerías es mejor ir de la mano al principio, sin soltarlo. Cuando hayamos recorrido el sitio, hay que vigilarlo si corre por los pasillos.
■ Es importante explicarle qué puede pasar si sale corriendo sin avisar. No se trata de asustarlo, pero sí de asegurarnos de que sabe que separarse de nosotros es peligroso.
■ También hay que identificarlo: además de comprobar que sabe decir su nombre completo y el de mamá (y la dirección, si es fácil), es buno poner en su bolsillo una tarjeta con nuestro número de teléfono o colocarle una pulsera con todos los datos.

Consejos a tener en cuenta:

Vigilar no significa sobreproteger: Hay que estar pendientes, pero sin coartar su libertad y sus ansias de conocer. La idea es que él mismo tenga sus propios recursos y aprenda a ser autónomo.

■¿Cuatro ojos ven más que dos? No tiene por qué. Cuando ambos padres salen juntos, pueden relajarse y vigilar menos a sus hijos. Así, creyendo que el chiquito está con el padre o con la madre, el pequeño se puede despistar con más facilidad y perderse.

También te puede interesar:
Las amigdalitis
También te puede interesar:
Consejos sobre los celos entre hermanos

■El simulacro: Hacemos una dramatizadón en casa y le explicamos lo que tiene que hacer:

  • No asustarse. No pasa, nada, mamá y papá volverán a buscarlo.
  • No moverse del sitio.
  • Preguntar a un adulto o a un guardia que vea cerca y enseñarle la identificación que lleva encima con el número de teléfono.
  • Fijar un punto de encuentro: «Ves ese quiosco. Si nos desencontramos, vamos a ir a buscarte allí».

■ El reencuentro: No sirve descargar la tensión gritándole no sirve absolutamente de nada. El lo habrá pasado peor que nosotros, así que hay que abrazarlo, consolarlo y darle seguridad. Una vez tranquilos, en casa cuando todo este tranquilo hay que hablar sobre el tema, y evitar la frase: «Yo te lo dige», sin duda que los hará sentirse peor. Lo mas seguro es que haya aprendido la lección.

79aae41a73a9c33584655f9f9d92e21d?s=96&d=mm&r=g
Silvia Martínezhttp://bebesyembarazos.com
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

Lo último...

Parto en casa: conoce sus beneficios y riesgos

Si estás considerando tener un parto en casa tienes que tener en cuenta que la atención puede ser diferente a la que recibirías en...

Tocofobia: significado y posibles causas

La tocofobia es un profundo miedo persistente, irracional e injustificado al embarazo y dar a luz a un bebé. Pueden dividirse en primaria o secundaria. Primaria:...

Productos para el cuidado del bebé que te ayudarán en el día a día

Todas aquellas familias que tienen algún bebé en su vida, saben que cuidar de ellos requiere de una gran atención y dedicación. El objetivo...

Diferencias entre el primer embarazo y el segundo

Las diferencias con el primer embarazo ocurren en muchos planos. Será distinto en cuanto a cambios físicos y emocionales que se suman al estilo...

Cuentos navideños para los peques de la casa

En época navideña nos encanta sumergirnos completamente en estas fiestas. Si buscas cuentos navideños para los más peques de la casa a continuación, te...