Después de meses de espera para disfrutar de tu hijo, te sientes triste, apática; estás irritable y lloras por todo, y lo peor de todo, no sabes porque te ocurren todas estás cosas. El 10% de las madres desarrollan una depresión posparto, ésta no tiene por qué empezar justo tras dar a luz; aunque en ocasiones se manifiesta tempranamente, en otras aparece a lo largo de los 12 meses

Te damos una sería de síntomas, para que la puedas prevenir y reconocerla, los síntomas son tanto emocionales como físicos

• Te sientes apática y sin energía.
• No disfrutas con cosas que antes te resultaban placenteras.
• Has perdido interés en tu bebé y te sientes incapaz de cuidarlo.
• Estás preocupada por tu hijo de un modo obsesivo.
• Lloras por todo y te sientes triste, ansiosa o irritable.
• Duermes mucho o estás insomne.
• Tienes dificultades para comer, o bien comes en exceso.
• Te duele el pecho, tienes palpitaciones y dolor de cabeza.
• No puedes concentrarte y te cuesta mucho tomar decisiones.
• Sientes culpabilidad por tu estado.
• Temes llegar a hacerte daño a ti misma o al bebé.

Si tienes cinco o más de estos síntomas, consulta al médico, pues puedes estar pasando por una depresión posparto.

3 Comentarios

Dejar una respuesta