relajacionn.jpg

Te ofrecemos otra técnica para ayudarlo a colocarse, la técnica de relajación, acaricia tu tipa para que tu hijo sienta tu amor y animarle a que se dé la vuelta.  

TÉCNICA DE RELAJACIÓN:

Ya te hemos comentado que el estrés puede ser una de las causas por las cuales tu hijo se resista a ponerse boca abajo para nacer, ya que agarrota los músculos, incluido el útero. Si se encuentra tenso es probable que no deje al bebé moverse con libertad. Para evitar o, mejor prevenir este problema, lo mejor es que te relajes y, sobre todo, que te comuniques con tu pequeño. No es necesario que mantengas conversaciones a viva voz con él.

Tu bebé se encuentra dentro de ti y vuestra comunicación va a mucho mas allá de las meras palabras. Mantén una actitud y pensamientos positivos; así segregaras hormonas y sustancias bioquímicas que le llegan al feto y le benefician en su desarrollo. Debes pensar que todo va a ir bien y “animar” a tu pequeño a que se de la vuelta.

 Dile lo bueno que sería para él y para ti que se girase, lo mucho que le quieres y las ganas que tienes de ver su carita. Acude a un centro donde te enseñen técnicas de relajación y ponlas en práctica. “Permite que el bebé se desencaje de la pelvis”

relajacion.jpg

TEN PRESENTE ESTOS CONSEJOS:

1. Ponte a cuatro patas con las manos y las rodillas un poco separadas entre si, manteniendo la espalda recta.
2. Curva la espalda, redondeándola como hacen los gatos. Mete la tripa y la cabeza como si te hicieras un ovillo.
3. Quédate entre 5 y 10 segundos en esta postura y vuelve a la postura de partida.

1 comentario

Dejar una respuesta