embarazada-para-desarrollo-1.jpg

Cada vez es más habitual ver como las futuras mamás hablan con sus barrigas, y es que, aunque nos sorprenda, los bebés no sólo pueden oír desde varios meses antes de nacer, sino que además, ya son capaces de diferenciar tipos de sonidos, tonos y voces.

Los bebés también son capaces de distinguir los sonidos familiares de los extraños, y la dirección de donde procede el sonido. Oír la voz de la madre mientras ésta acariciando la panza o le da un suave masaje, es una manera de reforzar los vínculos y transmitirle bienestar y amor al bebé.

La voz de la mamá embarazada resuena por todo su cuerpo hasta las vértebras  que quedan a la altura del vientre. El feto protegido por el líquido amniótico, siente la vibración de la voz y vibra a su vez con ella, por eso es probable que si has estado en silencio varias horas y te pones a hablar por teléfono notes como el bebé se mueve más que antes.
 

Dejar una respuesta