-

Un niño curioso es un niño sano

investigando gabinete

Un niño curioso es un niño sano. Después del primer año permitirle explorar (con cierta supervisión) es importante para su desarrollo cognitivo y para que vaya conociendo los límites que le ofrece la realidad.

• Les encanta intentar descubrir lo que no se ve. Es decir, hurgar dentro de todas las cajas, cajones, esquinas y agujeros de la casa (ojo, que a algunos les fascina también el inodoro).

• Es el momento, si es que no lo hemos hecho ya, de proteger todos los enchufes y los cajones donde almacenamos cubiertos o productos tóxicos y medicamentos. Estos últimos es mejor ponerlos a una altura a la que nunca llegue el chico y bajo llave.

Realiza ésta propuesta que te aseguro le encantará:

Usa una caja de cartón con tapa, preferiblemente en forma de cubo. En la parte superior de la caja, o en la tapa, haz un agujero no muy grande, lo justo para que quepa su mano y parte del brazo. Forralo para que quede de una sola pieza. Deja sólo el agujero al descubierto y adentro mete diferentes objetos: una media, un peluche, una cuchara, unas llaves, un autito, una pelota, tarritos…, verás como se le transofrma la cara cada vez que saca algo diferente.

También te puede interesar:
Etapas del crecimiento del bebé: 8 y 9 meses
79aae41a73a9c33584655f9f9d92e21d?s=96&d=mm&r=g
Silvia Martínezhttp://bebesyembarazos.com
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

Lo último...