baño

Prepara una muda, una toalla y los cosméticos que necesites, y disponte a disfrutar de uno de los momentos más mágicos de la jornada, Porque además de aseo, el baño también es juego, risas, relajación…
Lo más complicado durante las primeras semanas es decidir cuál es la mejor hora para asearle. ¡Se ha insistido tanto en el triángulo baño-cena-sueño que parece que sólo se pueda bañar a un bebé al anochecer! Pero en realidad, ésta es una decisión que sólo puedes tomar tú, porque tú eres quien sabe a qué hora se despierta tu bebé por las tardes, cuándo está más inquieto, cuándo se impacienta… Elige la hora que más os convenga a todos y, eso sí, procura convertir estas sesiones en una rutina.
 
La primera decisión, comprar la bañera: La elección dependerá del espacio que tengas en casa. Puedes encontrar desde muebles cambiador que permiten lavarle, hasta bañeras plegables o adaptables a la de tu casa. Para más adelante puedes incluso elegir una silla por si le gusta estar incorporado.

Caldea la habitación: La temperatura ambiente del espacio en el que vas a bañar a tu bebé debe rondar los 22-25° C. Va a pasar un rato desnudito y, además, piensa que cuando le saques del agua puede coger frío mientras su piel permanezca mojada o húmeda.

Controla la temperatura del agua: Debe ser, más o menos, la de su cuerpo. Lo ideal es que esté entre 35 y 37° C, aunque hay bebés a los que les gusta más fresca. Durante un tiempo te será de ayuda comprobarla con un termómetro de baño. Cuando ganes experiencia, con tocarla te bastará.

Colócalo todo a mano: Una vez tu bebé esté en el agua no podrás dejarle, así que con sólo alargar la mano debes poder coger el champú, la toalla o su ropita.

Métele en el agua con suavidad: La brusquedad puede asustarle. No te excedas con el jabón y retíralo exprimiendo la esponja sobre su piel. Antes de vestirle

Hay tiempo para jugar: En el agua se siente tan cómodo que la bañera se convierte en un espacio perfecto para divertirse. Hoy en día puedes encontrar juguetes seguros y atractivos que le entusiasmarán.

Dejar una respuesta