Te ofrecemos 10 consejos para proteger a tu bebé del sol, y del calor del verano.

1.Durante el día, cierra las persianas y oscurece la casa para evitar que entre  el calor del exterior

2. Abre las ventanas y airea toda la casa a la caída de la tarde y durante la noche para permitir la entrada de  aire fresco.

3.Vístelo con prendas de algodón, ligeras y de colores claros.

4. Acuéstalo con una simple camiseta de tirantes y, si es posible, en una
habitación fresca.

5. Evita los paseos en las horas de más calor.

6. Si te acompaña a la compra, hazla a/primera hora de la mañana o a última hora de la tarde.

7. Siempre que salga a la calle, protégelo del sol con la sombrilla de su cochecito.

8. Si no le da el sol directo, evita las gorras o sombreritos, ya que los bebés regulan el exceso de calor a través del sudor por la cabeza.

9. No caigas en el error de pensar que en los días nublados el nivel de radiación solar es menor.

10. Mójale la cabecita con regularidad y bañalo todas la veces que sea necesario para mantener su cuerpo fresco.

Dejar una respuesta