intercomunicadores

Los intercomunicadores van a facilitarte la vida: tendrás a tu bebé vigilado perfectamente, escuchándole o incluso, viéndole, y tu disfrutarás de mayor libertad de movimientos.

Cómo elegirlos:

  • Es importante el alcance: si tienes un piso muy largo, una casa de varias plantas o estás en el jardín, asegúrate de que cubra todo.
  • Los hay undireccionales, con opción sólo de escucha, y bidireccionales, para poder hablar al bebé.
  • Los más sofisticados incorporan activación por la voz, video con cámara de visión nocturna y conexión al televisor de casa.
  • Opta por modelos con canales de transmisión codificados que reducen el riesgo de interferencias.

Qué debes tener en cuenta:

  • Un interfono es útil para saber el estado del bebé si estás en otra habitación, pero nunca puede sustituir la presencia de los padres.
  • El emisor puede registrar comentarios en la habitación del bebé, sobre todo en caso de visitas.
  • Algunos pueden hasta interceptar conversaciones de vecinos.
  • Hay modelos diseñados sólo para avisar cuando llora el bebé.
  • Los intercomunicadores están hechos para tranquilizarte, no para obsesionarte.

Dejar una respuesta