citricos

La maravilla de los cítricos:

  • Con una naranja o un pomelo cubrirás prácticamente las necesidades diarias de vitamina C de tu pequeño.
  • Los agentes ácidos y amargos del pomelo facilitan la digestión, especialmente si se consume al principio de la comida.
  • La clementina es un fruto híbrido, creado en 1902, producto de la fecundación de las flores del mandarino con una variedad de naranjas chinas. Las clementinas pequeñas son mejores que las grandes. Se trata de los cítricos menos ácidos, por lo que suelen ser del gusto de los más pequeños de la casa.
  • Ten en cuenta que, una vez exprimidos o licuados, los cítricos pierden rápidamente sus cualidades nutricionales, especialmente la vitamina C, considerada como la más frágil de las vitaminas.

Dejar una respuesta