Muchas madres tienen una duda, que por ser tan simple, muchas veces se
pasa por alto: ¿Con qué frecuencia se pesan los bebés? Durante el primer mes se pesan cada quince días, y coincide generalmente con los controles del pediatra.

Pero hay que repetir la medición del peso si no come bien, sufre vómitos intensos o si llora a deshoras -entre mamadas-, lo que hace suponer que tal vez no está bien nutrido. Luego, a partir de los seis meses hay que pesarlos una vez al mes.

¿Cómo se los debe pesar? La mejor forma, es totalmente desnudo, con una toalla sobre la balanza para evitar el contacto frío sobre su piel. Si hubo que retrasar la visita al pediatra por algún motivo, al médico le resultará muy útil las anteriores mediciones del peso, que los padres hayan realizado por su cuenta. Tampoco debes obsecionarte, y pesarlo todos los días.

Dejar una respuesta