bebe-tomando-agua.jpg

Si su hijo está cursando una gastroenterocolitis aguda (GEA), deberá estar atento a la aparición de los signos de deshidratación. Recuerde que es más probable que su niño se deshidrate cuando más pequeño sea y cuanto más intensa sea la diarrea aguda.

Los síntomas de la deshidratación:

• El niño orina menos, moja menos los pañales.
• La boca y la lengua están secas.
• Tiene sed intensa
• Los ojos están hundidos, aparecen ojeras, la fontanela del bebé está hundida.
La piel puede estar pálida, seca y fría.
• Llanto sin lágrimas.
• Excesiva somnolencia.

¿Precisan de algún estudio? Habitualmente no. Su pediatra la diagnosticará fácilmente con los síntomas mencionados no siendo preciso ningún estudio, salvo en las siguientes situaciones:

• Mal estado general deshidratación severa.
• Diarrea sanguinolenta importante.
• Sospecha de intoxicación con varios afectados.
• Diarrea prolongada (más de dos semanas).

Dejar una respuesta