-

Complicaciones en el momento del parto II

dar-a-luz

Contimuanos enumerándote las complicaciones que se pueden producir en el momento del parto (segunda parte):

3. FETO MAL COLOCADO:

La posición que más facilita el parto vaginal es la denominada «de vértice»: el bebé se sitúa con la cabeza en dirección a la vagina, completamente flexionada sobre sí misma, y con la nuca justo por debajo del pubis.

Sin embargo, por diversas causas, la criatura puede colocarse en otras posiciones: de nalgas, atravesada, con la cara en dirección a la vagina. Estas posiciones anómadas pueden complicar o hacer inviable el parto vaginal. Algunas de ellas se pueden detectar o hacer por ecografía, pero otras no. El equipo que atiende a la mujer evalúa la posición del bebé mediante tactos vaginales y sí considera que el parto no es posible, lleva a cabo una cesárea.

4. VUELTA DE CORDÓN:

En ciertas ocasiones, el cordón umbilical se enrolla dentro del útero, alrededor del cuello, el brazo, el tóraz (se llama en bandolera) o la pierna del feto. Puede haber una o varias vueltas: hasta, cuatro, dependiendo de la longitud del cordón. Normalmente, esta complicación no se puede diagnosticar durante el embarazo, tan sólo a veces ver en una ecografía.

Durante el parto, con la presión de las contracciones, el cordón umbilical enrollado se tensa y el flujo sanguíneo que llega al feto disminuye o se interrumpe durante el tiempo que dura la contracción. El futuro del bebé lo manifiesta variando su frecuencia cardíaca, dato que se refleja en el monitor fetal que controla la evolución del bebé durante la dilatación.

También te puede interesar:
Programa embarazo de FIV: 3 ciclos para lograr el embarazo

El profesional que atiende a la embarazada puede sospecharlo, pero sólo lo confirmará en el momento del expulsivo, cuando salga la criatura y vea la vuelta. Aunque puede parecer peligroso, las vueltas son frecuentes (se dan en uno de cada tres partos). Habitualmente no conllevan peligro para el bebé, por lo que son un motivo para programar una cesárea. En la mayoría de las ocasiones, el pequeño puede nacer sin riesgo por vía vaginal y si la situación se complica, entonces el obstetra puede recurrir a la cesárea en cualquier momento.

También te puede interesar:
Consejos de moda en el embarazo
79aae41a73a9c33584655f9f9d92e21d?s=96&d=mm&r=g
Silvia Martínezhttp://bebesyembarazos.com
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

Lo último...