Ante una posible conjuntivitis de tu bebé lo principal es acudir al médico para que diagnostique su causa y pueda recetar la medicación necesaria. Por nuestra parte, podemos poner nuestro pequeño granito de arena aplicando algunos remedios caseros para aliviar el picor y la molestia:

  • Ponle compresas frías humedecidas en agua, manzanilla o tomillo.
  • Humedécele las legañas si se despierta con los ojos pegados. Usa gasas humedecidas en suero fisiológico y recuerda utilizar una gasa para cada ojo.
  • Si llora al ponerle las gotas, tienes que tratar de convertirlo en un juego. Pónselas despacio y con mimos e, incluso, deja que toque el gotero y juegue con  él.
  • Evita el contagio llevando la higiene al extremo, no compartas toalla y lávate las manos tras cada aplicación.

Más información en nosotros2.com

Dejar una respuesta