bebe-comiendo.jpg

• Cuando tu hijo comience a comer solo, dale los alimentos cortados en pequeñas porciones que pueda comer con los dedos. Así le resultará más fácil comer y provocará menos desastres que con la cuchara.

• Estimula su autonomía. Tu hijo tiene tiempo más que suficiente para practicar sus habilidades. Su éxito contribuirá a reforzar la confianza en sí mismo.

Ignora sus fallos, forman parte del aprendizaje.

• Si come demasiado rápido, hazle entender que debe ir despacio. Dale conversación entre bocado y bocado creando una atmósfera distendida. Y sírvele porciones pequeñas.

• Dale una parte de responsabilidad en la elección de la comida.

• En una misma comida, combina los alimentos que se pueden comer con los dedos con los que se comen con cuchara. De este modo irá aprendiendo a emplear los cubiertos.

No lo controles constantemente mientras come ni le presiones hablando continuamente de cómo come. Es un momento de tranquilidad y debe estar relajado

Dejar una respuesta