Sin duda que cuando muchos lean el título de “Consejos claves para aprender a ser felices”, se dirán que cosa tan tonta, porque: quién no quiere ser feliz, quién no quiere darle a sus hijo lo mejor, pienso que todos. Pero bueno desde este pequeño lugar que tenemos en internet, te ofrecemos esos consejos, que quizá en algún momento te sirva de mucho leerlos.

Muéstrale cómo afrontar la frustracion. Si se le rompe un juguete enséñale cómo repararlo, y si no tiene solución, explícale que más adelante podréis comprar otra cosa. Si llueve y pensabais salir, proponle hacer otra actividad y coméntale que las cosas se pueden aplazar y que no pasa nada.

Juega con él. Por medio del juego es como aprenden a comprender el mundo y a su vez le estimula el desarrollo yaprendizaje de sus habilidades, pero además, es divertido, y une mucho a la familia.

Haz que disfrute de las cosas bellas. La vida está llena de instantes de felicidad: haz que compruebe lo agradable que es pisar la hierba o andar descalzo por la arena, oler una flor o acurrucarse entre las sábanas cuando se va a dormir.

Permítele elegir. Los niños, por pequeños que sean, son personas libres. Por eso, es importante dejar que decidan, por ejemplo, si prefieren ir a un lugar u otro y respetar sus gustos a la hora de comer.

Ayúdale a expresar sus emociones. Decirle a un niño que no llore o que no esté celoso no sirve de mucho. Es mejor que exprese lo que siente y ayudarle a comprender por qué se siente así y qué puede hacer para sentirse mejor. Igualmente, si es feliz, es bueno que lo demuestre. Deja que baile, que se ría o que eche una carrerilla de alegría.

Potencia su sentido del humor. Ver el lado divertido de las cosas hace que la vida resulte más agradable y ayuda a relativizar los problemas. Hazle cosquillas, bromea con él, tómale el pelo y deja que te lo tome a ti de vez en cuando. El humor potencia una actitud más flexible ante la vida y favorece la salud física y mental.

Dejar una respuesta