Tres de cada cuatro lesiones producidas a niños en accidentes automovilísticos podrían evitarse con una silla de coche adecuada. Al comprar e instalar la silla, sigue estos consejos que te ofrece el RACE.  Tener presente el grupo correcto: Compra la silla de acuerdo con el grupo de peso adecuado para tu bebé y el tiempo que quieras utilizarla.

Así: Grupo O (de 3 a 10 kg), Grupo 0+ (de 3 a 13 kg), Grupo I (de 9 kg a 18 kg); Grupo II (entre 15 y 25 kg) o Grupo III (entre 22 y 36 kg).
Demostración: Pide en la tienda que te la instalen en el coche. Instalación segura: La silla no debe moverse de lado a lado
o de delante atrás durante su uso. Debe permanecer fija. Airbag desactivado: El aírbag frontal de pasajero debe desactivarse al instalarla.
En qué asiento y en qué sentido: Los asientos más seguros son los traseros. Además, los bebés de hasta 10 kg de peso deben ir sentados en sentido contrario a la marcha: mirando hacia atrás.
Arnés ajustado: Está demasiado holgado si puedes pasar más de uno o dos dedos entre el mismo y el cuerpecito del
bebé. Regula su longitud. Habitáculo despejado: En el interior del automóvil no debe haber elementos sueltos (maletas…).
Segunda mano: Una silla que se ha usado durante más de ocho años o que haya sufrido alguna colisión debe desecharse. Es mejor comprar una nueva.

Compartir
Articulo anteriorPiscina o bañera magdalena
Artículo siguienteLos nombres, Antonio y Ana
Educadora social, fotógrafa y amante de la vida. Tengo bastante experiencia en diseño gráfico, montajes, restauración, carteleria, etc. Dentro de mis aficiones tengo que decir que me fascina dibujar, la música, el cine, leer y, claro está, escribir (tengo algunos cuentos y relatos cortos)... ¡entre muchas otras cosas!

1 comentario

Dejar una respuesta