Tres de cada cuatro lesiones producidas a niños en accidentes automovilísticos podrían evitarse con una silla de coche adecuada. Al comprar e instalar la silla, sigue estos consejos que te ofrece el RACE.  Tener presente el grupo correcto: Compra la silla de acuerdo con el grupo de peso adecuado para tu bebé y el tiempo que quieras utilizarla.

Así: Grupo O (de 3 a 10 kg), Grupo 0+ (de 3 a 13 kg), Grupo I (de 9 kg a 18 kg); Grupo II (entre 15 y 25 kg) o Grupo III (entre 22 y 36 kg).
Demostración: Pide en la tienda que te la instalen en el coche. Instalación segura: La silla no debe moverse de lado a lado
o de delante atrás durante su uso. Debe permanecer fija. Airbag desactivado: El aírbag frontal de pasajero debe desactivarse al instalarla.
En qué asiento y en qué sentido: Los asientos más seguros son los traseros. Además, los bebés de hasta 10 kg de peso deben ir sentados en sentido contrario a la marcha: mirando hacia atrás.
Arnés ajustado: Está demasiado holgado si puedes pasar más de uno o dos dedos entre el mismo y el cuerpecito del
bebé. Regula su longitud. Habitáculo despejado: En el interior del automóvil no debe haber elementos sueltos (maletas…).
Segunda mano: Una silla que se ha usado durante más de ocho años o que haya sufrido alguna colisión debe desecharse. Es mejor comprar una nueva.

También te puede interesar:
Qué es una hernia umbilical

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here