Te propongo una serie de consejos para volver al trabajo, después de haber sido mamá. Ahora estás en otra fase muy importante. Regresar al trabajo implica varias cosas. Una de ellas es perder contacto, durante la jornada, con tu hijo. Este paso es importante tanto para la madre, como para el bebé.

Además volver al trabajo suponer incorporarte a una rutina diaria. Tu cuerpo deberá estar fuerte para afrontar de nuevo las horas de trabajo. Pero todo esto puede hacerse un poco menos complicado. Cuando se te haya acabado la baja por maternidad, debes tener las pilas ya cargadas.

mujer con ordenador
Fuente: HazteOir.org

Con esto me refiero a que es mejor que ya estés más activa, antes de ponerte a trabajar. De lo contrario le costará a tu cuerpo mucho más recuperar las energías. Realizar este paso de forma gradual, hará que sea más llevadero. Incorporarte a tu vida laborar de repente, puede ser perjudicial tanto para tu cuerpo, como para tu hijo que te necesita en perfectas condiciones.

Además es esencial que hables con tu jefe, para dejar bien atado todo el tema de la maternidad y tu reincorporación. Si es una empresa bien organizada, seguramente tengan un plan para la época de lactancia. Pero puede que no tengas opción a esto. Así que te recomiendo que antes de volver al trabajo te pongas la pilas haciendo más cosas en casa o fuera.

Asume algún pequeño proyecto como un Te propongo una serie de consejos para volver al trabajo, después de haber sido mamá. Ahora estás en otra fase muy importantblog de una temática que te guste o bien otra actividad a la que tengas que dedicar algo de tiempo. Además puedes comenzar a habituarte al horario. Si para trabajar tienes que levantarte más temprano, no dejes esto para el último día. Recuerda que eres madre y todo lo que le repercute a tu cuerpo, tu hijo lo notará.

Deja el estrés fuera y no te sientas culpable por no poder estar con tu hijo. Me refiero a que este sentimiento es normal, pero estas trabajando precisamente para que no le falte de nada. Lo más importante es que el tiempo que pases con él sea de calidad. Que te preocupes por tu pequeño y que nunca se quede solo. Procura tener a alguien de confianza con quien dejarlo, si tu pareja también trabaja.

¿Qué otros consejos aportarías? ¿Cómo fue el regreso a tu trabajo?

Dejar una respuesta