muerte-subitaa.jpg

Afortunadamente no es muy frecuente, pero sus consecuencias son tan terribles que es imprescindible que sepas cómo actuar. Actualmente afecta a dos de cada 1.000 nacidos vivos, siendo en muchos países occidentales la primera causa de muerte en período posneonatal.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS?

El Síndrome de Muerte Súbita se define como “la muerte inesperada y súbita de un lactante que no tiene antecedentes patológicos que puedan explicar el fallecimiento y que permanece sin explicación después de una profunda investigación incluida una autopsia completa”.

Durante los últimos años se han desarrollado múltiples hipótesis, pero hasta el momento no se dispone de teoría alguna que pueda explicar de una manera aceptable este síndrome, cuya incidencia es mayor entre el segundo y cuarto mes de edad del bebé, es muy raro a partir de los seis meses de edad y excepcional entre los 9 y doce meses. Se ha observado que la mayoría de los niños afectados dormían, boca a bajo y que suele producirse durante la noche, entre las 24 y 9 horas.

FACTORES DE RIESGO:

A pesar de todo, hoy día sí se conoce, la existencia de algunos factores de riesgo, entre los que se incluyen los siguientes:

SEXO: Es más habitual en los varones.
CLIMA: Es más frecuente en invierno y cuando aumenta la polución ambiental.
FAMILIA: Se da más en las familias de situación económica desfavorable.
CONDICIÓN MATERNA: Madres jóvenes, menores de 20 años, fumadoras, multíparas con intervalos cortos entre embarazos, historia de abortos previos, anemias durante el embarazos, adicción a drogas, o falta de cuidados-controles pre y posnatales.
PREMATURIDAD: Es más común en los prematuros y en los que dieron un test de Apgar bajo. También en aquellos que sufren apnea o gran inmadurez pulmonar. Igualmente afecta más a los que padecen reflujo gastroesofágico o una displasia broncopulmonar.
POSICIÓN AL DORMIR: La mayoría de los estudios demuestran un riesgo aumentado para este síndrome asociado a la postura en prono para dormir (boca a bajo), por lo que se recomienda que los lactantes duerman en decúbito supino (boca a bajo)

1 comentario

Dejar una respuesta