muerte.jpg

Te ofrecemos más información sobre el tema del Síndrome de Muerte Súbita, que aunque es muy difícil prevenirlo, lo cierto es que las investigaciones iniciadas hace dos décadas sobre este síndrome dieron como resultado que los médico iniciaran campañas preventivas que han conseguido la reducción del número de casos.

CÓMO EVITAR EL SÍNDROME DE MUERTE SUBITA:

Dado que se desconoce la causa, pero sí algunos de los factores de riesgo, será fundamental la prevención si queremos proteger al bebé de este síndrome. Te damos algunos consejos.

TE RECOMENDAMOS:

• Intentar evitar los factores de riesgo.
• Muy importante: la postura del lactante para dormir debe ser de decúbito supino (boca arriba)
• Si puedes, procura amamantarle al pecho (lactancia materna), pues parece reducir los riesgos.
• Acuéstale en una superficie rígida (observa la firmeza del colchón de la cuna).
• No cubras su cabeza con la sábana o el edredón, ni le abrigues demasiado para dormir.
• Realiza los controles periódicos con el pediatra.
• Evita que la temperatura ambiente de la habitación sea excesiva. Mantenla entre los 20°C a 22°C.
• Es aconsejable que duerma en la misma habitación de los padres hasta los 6 meses, pero no en la misma cama que otro niño o adulto.
• No le pongas almohada, ni dejes juguetes blandos en la cuna y sitúale con los pies pegados a ella.
• Un ambiente sano es fundamental. No permitas que se fume en su entorno. Tú y tu pareja deben evitar fumar durante el embarazo y cerca del bebé cuando nazca.
• En el embarazo sigue los controles médicos periódicos, no tomes alcohol ni drogas, y cuídate mucho.

QUÉ HACER SI EL BEBÉ NO RESPIRA:

Si tu bebé no respira, lo primero, para actuar de forma eficaz, es intentar mantener la calma.  Llama a emergencia o a algún médico lo antes posible. Y a continuación evalúa su estado:

1. Comprueba que su boca y nariz están libres. Límpiale si tiene secreciones o vómitos.
2. En brazos, ponle boca abajo y dale unos golpecitos en la espalda para ayudarle a expulsar cualquier flema que pueda tener. Si el bebé lleva poco tiempo en esa situación, responderá rápidamente respirando con fuerza o llorando.
3. Si continúa sin respirar, inicia maniobras de reanimación básica. Resulta muy útil tener algún conocimiento básico pediátrico o de primeros auxilios.
 

1 comentario

Dejar una respuesta