embarazada-en-la-playa

Cuando tengas que salir al exterior intenta caminar siempre por las zonas de sombra, en lugares frescos e intenta evitar las aglomeraciones, ya que el calor corporal se transmite al ambiente, especialmente en lugares poco ventilados. Si tiene que salir a la calle, intenta que sea durante las horas en que el calor aprieta menos, por la mañana y por la noche; y evita especialmente exponerte al sol entre las 10 y las 16hs. Si no te queda más remedio, camina por la sombra y detente a descansar tan a menudo como sea necesario. Tu cuerpo te lo indicará.

De todos modos, es muy aconsejable que durante los meses de verano utilices siempre que vayas a salir al exterior una crema con un alto indice de protección solar, ya que en este momento tu piel está más sensible que nunca y es más propensa a sufrir quemaduras y a que aparezcan manchas producidas por los cambios hormonales que luego son muy difíciles de eliminar.

Extrema los cuidados cuando se produzca alguna de estas situaciones:

  • la temperatura sea superior a los 36 grados, en especial si se prolonga durante varios días.
  • Haya un nivel de humedad alto en el ambiente, que origine sensación permanente de piel húmeda.
  • Los días sin viento que dificultan la ventilación.
  • Si vives en una casa muy calurosa, situada en un piso alto, y tienes dificultades para ventilarla, o no dispones de aire acondicionado u otro sistema de renovación del aire.
  • Haces ejercicio físico o tienes un trabajo pesado y estas expuesta durante muchas horas a un exceso de calor

Dejar una respuesta