cont_belleza.jpg

Después del embarazo, deja de lamentarte de las profundas transformaciones que ha sufrido tu cuerpo, que no desaparecen con el nacimiento del bebe. La celulitis, flaccidez, manchas o estrías se pueden instalar definitivamente en tu piel si te quedas cruzada de brazos.

A los treinta o cuarenta días del parto, ya se pueden comenzar los tratamientos posparto y, por supuesto, aunque nunca es tarde para empezar, cuanto antes se realice el tratamiento, mejores resultados se van a obtener. Lo aconsejable es la combinación adecuada de diversas técnicas; así, en dos o tres meses de tratamiento los resultados son espectaculares y visibles a partir de la 6ª, sesión en la mayoría de los casos.

Una de los aspectos más importantes es el diagnostico, por lo tanto dirígete a un centro de confianza en el que el primer paso sea siempre un diagnóstico personalizado que se amolde a tus exigencias: es la mejor garantía de calidad de un centro de belleza. Dada la gran cantidad de equipos tecnológicos que existen hoy, es muy importante que el profesional sepa decidir cuál es el que conviene utilizar en cada caso o con cada paciente.

El buen diagnóstico es pieza clave en el éxito de cualquier tratamiento estético. El profesional deberá valorar el problema estético fijándose en el estado general de la piel, el color y tipo de estrías, el grado de firmeza que presentan los tejidos, la hidratación de la piel….. Pero sin duda que existen ciertas claves que son fundamentales como: seguir una dieta sana y equilibrada, realizar ejercicios a diario, tratar de dormir el mayor tiempo posible, incluir en tu alimentación complejos vitamínicos especiales para cabellos y piel.
 
 

Dejar una respuesta