El invierno se acerca y en estos meses los niños pueden coger muchos costipados. Los papás y las mamás debemos cuidar muy bien a nuestros hijos para prevenir cualquier problema de salud. En bebés y embarazos vemos cuáles son los tipos de cuidados que necesitamos tener con nuestros niños. Lo primero que debemos hacer es estar muy pendiente con los cambios de temperatura. Resulta fundamental evitar que éstos no sean bruscos para evitar costipados u otras enfermedades.

bebe

Las temperaturas elevadas dentro del hogar hacen que se reseque el ambiente. Debemos evitar la sequedad ambiental ya que puede perjudicar su salud. Para ello, debemos colocar un recipiente con agua o un humidificador, en su dormitorio mientras duerme. Además, será suficiente con ventilar la habitación del bebé durante 5 minutos por las mañanas. Aunque sea invierno y en la calle la temperatura es muy baja, nada debe impedirnos salir a pasear con nuestro hijo. Lo único que debemos hacer es abrigarlos muy bien con chaqueta, bufanda, guantes, gorro… y salir a pasear cuando la temperatura sea mejor (media mañana o a primera hora de la tarde).

El lavado de manos es primordial para los niños, puesto que los virus se encuentran en muchos lugares donde ellos juegan. En invierno el cuerpo necesita más calorías que se pueden obtener gracias el consumo de pastas, panes y papas. Esto dependerá si es un bebé recién nacido o uno ya mayorcito. La alimentación debe ser acorde con su edad y no con la época del año. En definitiva, disfrutad mucho del invierno con vuestros pequeños.

Dejar una respuesta