dormir

Para que el niño se levante con buen pie es indispensable que haya pasado una noche tranquila y con el descanso adecuado. Pero, no es sólo que duerma bien sino que duerma seguro.

Te enumeramos una serie de consejos: 

  • Si tiene algún tipo de alergia a los ácaros del polvo evita los muñecos de peluche y las alfombras y cortinas muy gruesas que puedan acumular polvo extra.
  • La cama ha de ser grande y espaciosa y que le permita la movilidad necesaria durante la noche.
  • Habilitale un colchón ergonómico y acorde a su peso y estatura.
  • No le tapes de menos por si se enfría ni tampoco de más, puede sentirse agobiado y tardar en coger el sueño.
  • Si es muy pequeño, ponle una barra de seguridad en el lateral de la cama más peligroso.
  • No le dejes de noche juguetes con lo que pueda atragantarse o hacerse daño.

Dejar una respuesta