embarazo

El peso de la mujer antes del embarazo es muy importante ya que podría afectar a la salud del futuro bebé. Si estás pensando en quedarte embarazada, deberás comenzar a prepararte para ello. Lo primero, será la alimentación. Debes seguir una alimentación sana y equilibrada antes, durante el embarazo y después del parto. Lo que comemos antes de la gestación influye también en el desarrollo del bebé, tanto para bien como para mal. La obesidad, por ejemplo, o el bajo peso de la mamá, pueden tener consecuencias tan negativas como no cuidarse una vez que se queda embarazada.

Una mujer que tiene sobrepeso, antes de quedarse embarazada, tendrá más riesgo para el feto: riesgo de sufrir complicaciones durante la gestación, como la diabetes gestacional, los trastornos hipertensos, la preeclampsia o el parto prematuro. Seguir una dieta adecuada, o bajar de peso antes de la gestación, son dos de las recomendaciones que hacen los expertos.

Algunas de las recomendaciones más destacadas para la alimentación de la mujer que va a quedarse embarazada es consumir pescados o suplementos de ácidos omega-3 para  favorecer la función neuronal y visual del bebé, tomar más hierro (durante el embarazo las necesidades de hierro se doblan), tomar un suplemento de ácido fólico antes y después de la concepción, o seguir una dieta rica en vitaminas antioxidantes. Los especialistas recomiendan el consumo de los componentes típicos de la dieta mediterránea y de determinadas vitaminas y minerales y evitar la ingesta excesiva de otras sustancias como cafeína, alcohol o bollería industrial.

Dejar una respuesta