exam-of-baby

El reflujo gastroesofágico se diagnostica a menudo en bebés que vomitan durante o después de las comidas. El reflujo es un tipo de vómito grave y suele empezar a las pocas semanas del nacimiento. Se produce porque su esófago es corto y el aniñño muscular que rodea la entrada de su estómago puede estar “fofo”, por lo que tiene dificultades para mantener la leche dentro del estómago.

  • Tu bebé vomita leche en cada comida. El vómito puede ser bastante violento y dudas si le queda algo de leche dentro.
  • Entre cada tanda de vómito se encuentra perfectamente bien y va ganando peso.
  • Ocasionalmente, úede haaber trazas de sangre en la leche y el cuajo. Se debe a que el contrnido ácido del estómago erosiona su membrana protectora.

Qué puedes hacer:

Si tu bebé está, por lo demás, sano y va ganando pero, seguramente no tenga ningún problema a largo plazo. Dale el pecho o el biberón con cuidado, procurando que trague cuanto menos aire mejor. Si estás preocupada por la cantidad de leche que vomita, consulta a tu pediatra.

Cómo se trata:

El pediatra examinará al pequeño y te hará preguntas sobre su alimentación. Puede que quiera hacerle algunas pruebas. Tal vez decida administrale una papilla con bario para poder hacerle una radiografía que permita deteminar dónde está el problema.

En algunos casos, los pediatras prescriben un espesante del alimento que puede contener un antiácido para ayudar a mantener la leche en el estómago. Pero no se te ocurra añadir espesante al alimento por tu cuenta. Hazlo sólo bajo supervisión médica.

Dejar una respuesta