isofix.jpg

El sistema ISOFIX,  puede reducir hasta un 22% las lesiones graves de los niños pequeños en los accidentes automovilísticos. Consiste en unos puntos de sujeción rígidos que van atornillados o soldados a la carrocería del coche, con sus correspondientes enganches para el asiento del niño.

De este modo ganamos, muchas más ventajas con respecto al tradicional sistema, donde la sillita se fija al asiento con el cinturón de seguridad. Entre algunas de sus ventajas, se reduce el recorrido de la cabeza hacia adelante en un impacto frontal, evitando el efecto latigazo, que es el causante de las lesiones cervicales.

Como aún no todos lo coches poseen este sistema de anclajes, las sillitas con ISOFIX, están diseñadas para uso universal, para que también las puedes instalar con el sistema tradicional del cinturón de seguridad. 

Dejar una respuesta