embarazo

Llevar un embarazo saludable es primordial para que nuestro feto esté sano. No consiste en no fumar o beber, si no que un embarazo saludable también se refiere a una dieta equilibrada, deporte, estado de ánimo, etc. Vamos a darte algunas recomendaciones para que no tengamos de que preocuparnos, sólo disfrutemos del embarazo como merecemos.

  • Lo primero que debemos hacer para tener un embarazo saludable es acudir a todas las revisiones pertinentes con el ginecólogo ya que él nos evaluará y nos dirá si debemos cambiar alguna pauta.
  • La alimentación es, en segundo lugar, lo más importante. Hay que tener en cuenta que el feto se alimenta con la comida de la madre, por ello, si le damos bollería industrial y comida basura a todas horas, no será un bebé sano si no que podría nacer con ciertos déficits. Por ello, algo tan fácil como tomar frutas, verduras, pescado, carne, y evitar lo anteriormente nombrado, no tendremos que preocuparnos de nada más.
  • Toma suplementos vitamínicos prenatales puede ayudarnos mucho en el embarazo. Aún así, es mejor consultarlo con el ginécolo para ver qué nos recomienda.
  • Practicar deporte cuando se pueda, y cuando no, andar diariamente (si es después de cada comida, mucho mejor) ya que así quemaremos los hidratos de carbono consumidos, no engordaremos tanto, y el bebé se desarrollará en un ambiente de lo más sano y beneficioso.
  • El descanso también es muy importante en esta época. El descanso siempre debe ser fundamental en nuestro día a día, ya sabéis que lo recomendable son 8 horas. Además, una vez nazca tu hijo, el descanso se verá reducido por lo que intenta descansar, ahora que puedes.
  • Prohibido aquello que es perjudicial para la salud como el tabaco, el alcohol, el café, bollería… y todo aquello que sabemos que no nos beneficia a la salud.
  • La salud emocional debemos saber controlarla. Ya sabéis que las hormonas las tenemos a flor de piel en esta etapa y las cosas pueden afectarnos más de lo normal. Debemos intentar mantener la calma y la alegría en nuestro día a día; sentirnos guapas; queridas y alegres con lo que está por llegar. Si te sientes deprimida por más de dos semanas y no hay nada que te haga sentir mejor — o si te sientes demasiado ansiosa —, habla con tu doctor sobre lo que estás sintiendo para que te recomiende a un especialista.

Dejar una respuesta